by clinicasantaisabel

5 posturas de yoga para un sistema digestivo fuerte

¿El yoga puede ayudar a la digestión?

Descubrámoslo en nuestra nueva entrada. Primero responde a esta pregunta ¿Te sientes a menudo hinchado o incómodo? Esto puede deberse a una inflamación digestiva. Tu sistema digestivo trabaja durante todo el día para descomponer los alimentos que consumes y proporcionar energía. Aquí te mostramos algunas posturas de yoga que podrían ayudarte a tener una mejor digestión.

La inflamación de tu aparato digestivo puede provocar muchos problemas de salud como dolor de estómago, acidez, estreñimiento y cierta pérdida de movilidad. La digestión adecuada de los alimentos es esencial para un cuerpo sano. Tus hábitos y actividades alimentarias afectan directamente el proceso de digestión. Puedes mantener tu sistema digestivo sano y fuerte cambiando tu estilo de vida o tus hábitos alimenticios.

Con una combinación de respiración profunda, estiramientos que se dirigen a los órganos abdominales y giros que masajean y exprimen las toxinas intestinales atascadas, esta secuencia alivia una amplia gama de molestias digestivas (piensa: gases, hinchazón, estreñimiento). ¿Y la mejor parte? Con una mejor digestión, se obtiene más energía. Aquí hay algunas posturas de yoga para mejorar la digestión y fortalecer tu intestino.

1. Postura de la montaña alta o de la de la guirnalda

Postura de la montaña alta o de la de la guirnalda

Postura de la montaña alta o de la de la guirnalda

Mejora tu circulación y mejora la digestión. Además, presiona el abdomen. Fortalece y tonifica los muslos e isquiotibiales. Mejora la fuerza y ​​flexibilidad de hombros, brazos y rodillas. Aumenta la flexibilidad de las caderas. Mejora las molestias digestivas como el estreñimiento y los gases. Esta también es una pose popular para el yoga durante el embarazo, ya que ayuda a aliviar el dolor de espalda durante el trabajo de parto.

Cómo hacerlo: extiende los pies al ancho de los hombros con los pies en un ángulo de 45°. Dobla lentamente las rodillas bajando a una sentadilla baja con las rodillas abiertas. Junta las palmas en pose de oración. Inhala y presiona los codos contra el interior de las rodillas. Exhala y extiende los brazos entre las piernas soltando el cuello y la cabeza hacia el suelo. En la inhalación, devuelve los brazos a la oración y repita 3-5 veces.

Póngase en cuclillas con los pies lo más juntos posible, manteniendo los talones en el suelo, si puedes. Separa los muslos un poco más anchos que el torso, inclínate hacia adelante y presione los codos contra la parte interna de las rodillas, juntando las palmas.

2. Postura del niño

Postura del niño

Postura del niño

La postura del niño libera el estrés y calma la mente. La pose de yoga también es beneficiosa para los muslos, las caderas y el sistema linfático.

Cómo hacerlo: Empiece por ponerse a cuatro patas. Ahora, siéntate sobre tus talones e inclínese hacia adelante. Trata de tocar los muslos con el pecho. Extiende tus brazos hacia adelante. Mantén esta posición durante unos tres minutos y luego vuelve a la posición normal.

Quizás te interese: Las 3 causas más comunes de dolor de hombro y cómo prevenirlas

3. Postura de liberación del viento

Postura de liberación del viento

Postura de liberación del viento

La postura de liberación del viento elimina los gases y las dolencias del estómago. Mejorará tu digestión y expulsará gases de tu estómago. También fortalece los músculos de tu abdomen.

Cómo hacerlo: Empieza por recostarse en el suelo boca arriba con las piernas estiradas y las manos a los lados. Respire hondo y levante las piernas. Ahora, doble las rodillas y llévelas hacia tu pecho. Envuelva tu brazo alrededor de tus rodillas y abrázalas para mantenerlas cerca de tu pecho. Intente tocarse las rodillas con la nariz. Mantenga esta posición durante unos 30 segundos y luego vuelva a la posición original.

4. Postura de gato-vaca

Postura de gato-vaca

Postura de gato-vaca

Respirar profundamente en estas posturas masajeará tus órganos mientras comprime y alarga alternativamente los intestinos, llevando sangre fresca a las células epiteliales, que son responsables de la función intestinal saludable. Es una de las posturas para un sistema digestivo fuerte más sencillas que te puedes encontrar.

Cómo hacerlo: Coloca las manos debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas. Inhala mientras dejas caer el ombligo hacia la tierra y levanta el corazón y las caderas hacia el cielo en la postura de la vaca. Extiende sobre tus hombros y huesos sentados. Exhala mientras redondeas la parte superior de la espalda hacia el cielo, baja la mirada hacia el ombligo y presiona las manos y los pies en la tierra en la postura del gato.

5. Postura del medio señor de los peces

Postura del medio señor de los peces

Postura del medio señor de los peces

Esta postura es otra gran pose para mejorar la digestión. Masajea los órganos abdominales y mejora la salud del páncreas y el hígado.

Cómo hacerlo: Comience sentándose con las piernas extendidas hacia adelante y la columna recta. Ahora, acerque el pie izquierdo a la región pélvica doblando las rodillas. Pasa el pie derecho por encima de la rodilla izquierda. Tu pie derecho estará cerca de tu rodilla izquierda. Gire tu cuerpo para llevar tu brazo izquierdo sobre tu rodilla derecha. Mantén tu brazo derecho detrás de tu espalda. Mantenga esta posición durante aproximadamente un minuto. Regrese a la posición original y luego haga lo mismo en el otro lado.

Estas son 5 posturas para un sistema digestivo fuerte

¿Cuál es tu favorita?

Ven a la Clínica Santa Isabel para clases eficientes de yoga terapéutico. Reserva una cita a través de Whatsapp

632 93 19 27

 

 

Leave A Comment

5 × = 5